Aquí y ahora

aqui y ahora

 

Como el cauce subterráneo que alimenta las raíces, trama el tiempo y entreteje, invisible y persistente,

el memorial de los pueblos.

Su paciencia se acumula hasta dónde se hace añícos y harta ya de iniquidades se desata en torbellino

que inunda campos y calles.

Con la sangre derramada, con la rabia y con el polvo masticado en las derrotas, lentamente, más sin pausa, un nuevo tiempo se amasa.

Y renace una Esperanza que se vuelve Continente, desde el fuego Ecuatoriano, desde Haití, la más doliente

y en Chile América canta.

Canta, sueña y se levanta que es mujer y se rebela juventud que dice ¡basta! “hasta que valga la pena, valga la pena vivir”

 

 

Eduardo (Lalo) Aibar                                           Octubre de 2019.

Posted in: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s