Lado izquierdo

Saliendo de una neumonía que me tiene a mal traer desde hace dos largas semanas, y todo indica me tendrá inactivo una más, una joven médica me explica que la infección se instaló en el pulmón derecho, que es lo más común ya que por disposición del organismo este es más vulnerable a los gérmenes que el izquierdo.

Fuera de la clínica camino a casa pienso que hace tres años por un tumor que crecía aceleradamente me extirparon un riñón, el derecho. Antes por un carcinoma me hicieron una escisión en la parte superior de la oreja… derecha. Varias décadas atrás la operación de apéndice fue obviamente por la derecha,  luego una mala praxis me cortó el espinal derecho, perdí siete centímetros de nervio. Hace un año y medio me sometí a un tratamiento radioactivo por dos células tumorales que se instalaron en el costado derecho de mi aparato genital.

Debo agregar que soy zurdo de nacimiento, como no podía ser de otra manera en mi caso, zurdo contrariado. Por lo tanto obligado a usar la diestra a como sea. Desde entonces escribo con esa mano pero si tengo que trazar una línea lo hago con la izquierda porque es más firme. Para usar los cubiertos corto con la derecha, pero la cuchara la uso con la izquierda con la que tengo mejor pulso. Para el fútbol –bastante malo- izquierda neta, y para boxear me paro como un derecho pero punteo y pego con la izquierda, lo que da una gran ventaja en los primeros golpes hasta que el contrario se da cuenta que la derecha está de adorno, a partir de ahí son más las piñas que vienen que las que van.

Por lo demás como todos los humanos tengo un cerebro con dos hemisferios y un cerebelo que alberga la materia gris que permite la acción consciente, claro que en mi caso todo es relativo.

lado izquierdo

Como es fácil comprobar mi lado débil es el derecho, por ahí vienen todos los golpes y sinsabores. Por el contrario el perfil izquierdo está impecable y ha resistido indemne las largas décadas ya transcurridas y los distintos momentos y circunstancias de mi vida personal -que acumula éxitos familiares- y política -donde son más las derrotas que los triunfos, más las penas que las alegrías, y donde pesan las ausencias. Pero tengo confianza en que mi lado izquierdo resista bastantes años más, aunque lleve como lastre al derecho.

En medio de estas afiebradas reflexiones ratifico entonces, por propia experiencia, que es el lado izquierdo el que resiste y el que puede cambiar el mundo.

Eduardo Lucita
Integrante de Economistas de Izquierda (EDI) de Argentina

 

Posted in: Sin categoría

1 comentario en “Lado izquierdo Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s