SIEMPRE LA MISMA HISTORIA

 En una pequeña ciudad cordobesa, el imprevisto cierre de un supermercado provoca una grave crisis social.

El 12 de noviembre de 2018 una noticia conmocionó a la ciudad de Colonia Caroya: el emblemático supermercado SuperUno S.A., perteneciente a la familia D’olivo, cerró sus puertas y dejó sin trabajo a 63 personas. No hubo avisos formales ni respuestas por parte de los dueños, menos aún una solución. “No tenemos respuesta de nadie. Son todos supuestos, y seguimos después de cuatro meses con supuestos”, dijo Soledad Figueroa, una de las despedidas.

super uno

Las actuaciones del Sindicato de Empleados de Comercio y del Ministerio de Trabajo de Córdoba no dieron resultado. Tampoco los propietarios de la firma se hicieron eco del posicionamiento adoptado por funcionarios públicos de la zona como Gustavo Brandan: “Con los dueños del Super Uno jamás hablamos, jamás dieron la cara. No tuvimos la oportunidad de sentarnos y dialogar como familias con ellos”, manifestó Natalia.

En noviembre pasado se declaró una conciliación obligatoria para que los D’Olivo abrieran el comercio en un plazo de quince días hasta que presentaran el proceso preventivo de crisis correspondiente. La disposición del Ministerio fue incumplida al igual que una intimación enviada a fines de febrero.

Algunos meses atrás, trascendió que la firma había negociado con Cordiez la reapertura del supermercado en enero“Se dijo que había un arreglo con Cordiez. Está todo en stand by porque la gente de Super Uno no quiere aceptar las condiciones de compra de mercadería y alquiler, sostuvo Bustos. A su vez explicó la situación que viven las al menos 25 familias que aún no han encontraron empleo:  “Estamos sin cobrar sueldos de octubre, noviembre, no tuvimos indemnización. ¿Cómo hacemos los que aún no conseguimos una fuente laboral?”.

 

Las mujeres lamentaron la falta de participación vecinal en las asambleas que realizan todas las semanas en la playa del super: “La sociedad nos apoya pero no se hace presente, se quejan. “El apoyo lo demuestran con dichos, pero no con hechos. Nosotros intentamos que la sociedad siga recordando que hubo 63 despedidos y que no se nos pagó”.

Posted in: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s