HAMBRE EN MARDEL

 

 

Un relevamiento realizado por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) en conjunto con el movimiento Barrios de Pie respecto a la situación alimentaria de los niñxs y adolescentes  que concurren a comedores y merenderos barriales  determinó que alrededor del 50% tiene graves problemas de nutrición. “Estas cifras afirman la tendencia de que la malnutrición infantil se ha consolidado en los últimos años, con énfasis en el sobrepeso y la obesidad, lo cual pone en evidencia la existencia de problemas crónicos y estructurales”, puntualizaron sus ejecutantes.

El estudio abarca el primer semestre de 2018,  se basó en los datos proporcionados por 1090 niños, niñas y adolescentes de 2 a 19 años que asisten a merenderos, comedores y centros comunitarios en barrios de alta vulnerabilidad socio-sanitaria, estuvo a cargo de agentes de salud capacitados en el manejo de técnicas antropométricas y se llevó a cabo en 27 barrios de Mar del Plata y Batán

Delos resultados obtenidos se desprende que el 47,73% del total se encuentra incluido en alguna de las variantes de la malnutrición: sobrepeso 24,07% y obesidad  22,52%,  mientras que un 1,14% del total registra bajo peso. Es notable el  progresivo agravamiento de la situación alimenticia, lo que hace que casi 5 de cada 10 niños  sufran estas condiciones.  Además, entre 122 lactantes de 0 a 2 años, el 25,41% carecía de los nutrientes necesarios.

hambre

“La realización periódica de esta investigación/ en barrios vulnerables ha permitido observar que en los niños, niñas y adolescentes 0 a 19 años convocados están presentes significativos valores de malnutrición en todos los grupos etarios”, plantearon desde el Isepci al analizar los números en detalle.

Y remarcaron: “Estas cifras nos afirman la tendencia de que la malnutrición infantil se ha consolidado en cifras cercanas al 50% en los últimos años, con énfasis en el sobrepeso y la obesidad, lo cual pone en evidencia la existencia de problemas crónicos y estructurales en una buena parte de la población para acceder a alimentos nutritivos en cantidad y calidad necesarios”.

Asimismo, consideraron que “la presencia de estas variables de malnutrición interpela también sobre la repercusión de hábitos sedentarios y escasa actividad física, debiendo relevar cuál es la real oferta recreativa y deportiva en los barrios, siendo el sedentarismo uno de los factores de riesgo de mayor importancia que deben ser modificados con urgencia”.

EMERGENCIA ALIMENTARIA

Uno de los reclamos que mantienen hace tiempo las organizaciones sociales, entre ellas barrios de Pie, tiene que ver con la necesidad de que se declare la emergencia alimentaria. Y sobre ese punto también reclamaron desde el Isepci. “En este estado de situación la sanción de una Ley de Emergencia Alimentaria resulta de alta prioridad, ya que promueve el fortalecimiento de políticas públicas para garantizar una alimentación digna, suficiente en calidad y cantidad. Promueve un fuerte aumento para el presupuesto de comedores escolares, comunitarios y programas alimentarios los cuales sostienen la principal nutrición diaria de niños, niñas y adolescentes”, plantearon.

 

Posted in: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s