Las empresas ya no pueden cobrar cargos por dar de baja un servicio

img_1282

Por Mirta Urdiales

Un viejo anhelo de consumidores y usuarios de servicios, así como de las distintas asociaciones que defienden sus intereses, se hizo realidad el pasado 17 de agosto, fecha de publicación en el Boletín Oficial de la prohibición, a todas las empresas de servicios públicos y privados del país, de cobrar cualquier tipo de recargo ante un pedido de baja de cualquiera de sus clientes.

El proyecto, presentado por la diputada kirchnerista María Teresa García –y votado por unanimidad en ambas cámaras-, incorpora a la Ley 24.240 el siguiente artículo: “Prohibición de cobro. Prohíbase el cobro de preaviso, mes adelantado y/o cualquier otro concepto, por parte de los prestadores de servicios, incluidos los servicios públicos domiciliarios, en los casos de solicitud de baja del mismo realizado por el consumidor, ya sea en forma personal, telefónica, electrónica o similar”.

El mismo día, también fue publicada en el Boletín Oficial la norma que incorpora en el Artículo 38 de la citada Ley la obligación de “entregar sin cargo y con antelación a la contratación, en sus locales comerciales, un ejemplar del modelo del contrato a suscribir, a todo consumidor o usuario que así lo solicite”.

Esta modificación, originada en una iniciativa del diputado Juan Cabandié, del Frente para la Victoria, precisa que “en dichos locales se exhibirá un cartel, en lugar visible, con la siguiente leyenda: ‘Se encuentra a su disposición un ejemplar del modelo de contrato que propone la empresa, a suscribir al momento de la contratación”. Cabe destacar que este artículo así modificado, también contó con el voto unánime de ambas cámaras.

Lo importante de estas novedades es que las empresas están obligadas a otorgar las bajas de manera inmediata, y, en el caso de los contratos, se termina con los acuerdos telefónicos o por Internet donde, ante el incumplimiento de las empresas, no existía documento alguno para comprobar el reclamo. Aunque estas obligaciones siempre figuraron en la Ley 24.240 de Defensa del Consumidor, con las reformas se precisa aún más su alcance, y, por supuesto, los derechos de los consumidores.

Ante cualquier incumplimiento de estas normas, hay que exigir, como primera medida, un número de reclamo, para luego poder efectuar la denuncia a través de consumoprotegido.gob.ar, la página de Defensa del Consumidor de la Nación, que dará una pronta respuesta a estas inquietudes, y sancionará a las empresas de acuerdo a la legislación vigente.

Foto: Julio Montagna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s